¿AMLO, CAPELLA U OTONIEL, RESPONSABLES DE SEGURIDAD EN CHETUMAL?

Río Revuelto.- La responsabilidad constitucional de la seguridad en el municipio de Othón P. Blanco, en primera instancia, corresponde al actual ayuntamiento capitalino y, en segunda, por supuesto al gobierno del estado y a la Guardia Nacional, la nueva policía del actual gobierno federal.

Tirarse la bolita de quién es el responsable del incremento de la delincuencia en Chetumal de nada le sirve a la sociedad, la cual se encuentra lastimada por la indolencia de quien dirige el mando único: Alberto Capella Ibarra y del presidente municipal Otoniel Segovia Martínez, quien no sabe hacer uso del 115 Constitucional y tomar el control de la estrategia de seguridad que garantice la paz social a los chetumaleños.

En tanto, la presencia de la Guardia Nacional no se ve ni se nota en las calles de Chetumal, donde no imponen miedo a los delincuentes sino a los ciudadanos, ya que es evidente que no hay coordinación con el famoso Mando Único.

Nunca en la historia de Chetumal, en sólo 15 días, habíamos sido testigos de la distribución de droga a domicilio, ejecuciones a plena luz del día, robos y asaltos con violencia, ajustes de cuentas, incendios y asesinatos brutales y ninguna autoridad, ni municipal ni estatal, da la cara a los dolientes y muchos menos a la sociedad.

Una Fiscalía General que no ubica a los responsables de los incendios de vehículos y viviendas perpetrada por supuestos colombianos agiotistas, que ya han cobrado la vida de decenas de personas, unas inocentes, que no tenían deudas ni con nexos a la delincuencia

En tanto, en el país se discute si se enjuicia a expresidentes por corrupción y ejercicio indebido de la función pública.

¿Que acaso este clima de inseguridad y miedo que se vive en el norte del estado y en Chetumal no son suficientes causales para someter a juicio penal a las autoridades competentes, o más bien incompetentes?

Es decir, enjuiciar penalmente al secretario de Seguridad Pública, Alberto Capella Ibarra por la fallida estrategia del Mando Único, al encargado de la Guardia Nacional en la entidad y por supuesto a los integrantes de los Ayuntamientos, donde se ha disparado la delincuencia y puesto en riesgo la seguridad de la sociedad quintanarroense. 

Esa es la tarea, y mientras tanto la XVI Legislatura todavía no llama a cuentas a los responsables de esta inseguridad en el norte y sur de la entidad.

#juicioaAutoridadesIrresponsables

Por Fátima Vázquez