ASUME DELEGADO ESPECIAL DEL PRD EN QROO

Con una impugnación por su nombramiento, expresiones internas conflictuadas y la organización previa al proceso electoral federal, Juan José Marín García asumió funciones como delegado especial del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Quintana Roo.

Este viernes se presentó ante medios de comunicación y reconoció que su labor será compleja por el debilitamiento que ha sufrido el sol azteca en los últimos cuatro años.

El aspirante a la Dirección Estatal del PRD, Leobardo Rojas López, impugnó el martes pasado la designación del delegado con funciones de presidente en Quintana Roo.

LEER MÁS: NO DESCARTAN ALIANZA PRI-PRD CONTRA MORENA

Marín García consideró que el juicio no afecta su labor porque es parte del proceso de reconfiguración interna.

En tanto la autoridad jurisdiccional resuelve, se centrará en las funciones encomendadas.

Primeramente, la cohesión de expresiones internas que ha prevalecido en los últimos años y que impidió consensos en tres ocasiones, para la elección del dirigente estatal.

Conciliar con Nueva Izquierda (NI) y Alternativa Democrática Nacional (ADN), con las cuales hay discrepancias, son labores inmediatas.

Porque se necesita fortalecer la estructura para enfrentar el Proceso Electoral Federal 2020-2021.

Y es que es innegable que el PRD ha venido en decadencia en los últimos cuatro años.

Porque en el 2016, tras el triunfo del gobernador del Estado, Carlos Joaquín González, se tenía en promedio 17 puntos en las preferencias electorales. Actualmente es del 3.5, que representa 12 mil 500 militantes.

Habrá que realizar una campaña de afiliación y contar con respaldo nutrido de militantes.

Pues luego se explorarán las condiciones para conformar una posible coalición con partidos que tengan coincidencias en objetivos. No se descarta el Revolucionario Institucional (PRI).

Sin embargo, se medirán las condiciones para evitar ocurra lo mismo que el 2018, cuando en la alianza con el Partido Acción Nacional (PAN), el PRD resultó desfavorecido, pues el candidato derivó del primero, En consecuencia, el sol azteca resultó más debilitado en cuanto a estructura y prerrogativas.

Y es que a nivel nacional apenas cuentan con 6.5 puntos de respaldo ciudadano.

“Aunque se escuche romántico, vamos a buscar los mejores cuadros para encarar el Proceso Electoral que inicia en octubre en Quintana Roo… Vamos a analizar la posibilidad de coaliciones”, señaló.

Consideró por las condiciones políticas, que el PRD tiene condiciones para volver a ser protagonista en la política nacional.

El trabajo que se realice en Quintana Roo será fundamental para ello.

Marín García fue designado como delegado del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) con funciones de presidente del PRD en Quintana Roo el viernes pasado. Llegó a la entidad apenas ayer.