CAPELLA IBARRA “DEJA MORIR” A COMUNIDADES RURALES DE OPB

La inseguridad se ha fortalecido en zonas rurales, sobre todo en el sur de Quintana Roo, donde el daño patrimonial es el que más afecta, pero también el narcomenudeo y muertes violentas tienen mayor incidencia, lamentaron delegados y alcaldes de Othón P. Blanco, en reunión con autoridades de la Secretaria Estatal de Seguridad Pública, a cargo de Jesús Alberto Capella Ibarra.

“La Policía Rural Estatal es deficiente”, reclamó la delegada de El Palmar, Marybel Rodas, porque los agentes que estaban destacamentados en las partidas rurales fueron retirados.

“La falta de presencia policíaca en la zona rural favorece la inseguridad, ya que cada vez es más común el robo a casa habitación, comercio y a transeúnte, que son los que más afectan”, acusó.

Eso ha generado que en algunas comunidades los vecinos se organicen, e inclusive, hayan detenido y dado escarmientos a delincuentes que asolan en las comunidades.

Asimismo, hay indicios de denuncia de alta peligrosidad; por eso, en lo que va del año se reportan 24 ejecuciones en Othón P. Blanco, de los cuales la mayoría son venganzas entre grupos delictivos.

El subsecretario de Seguridad Pública, Jorge Alejandro Ocampo Galindo, quien asistió en representación del titular de la dependencia estatal, se comprometió a fortalecer la presencia policíaca en áreas rurales.

Pero solicitó a las autoridades ejidales y delegacionales denunciar cualquier indicio de delincuencia, que es determinante para mejores resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *