COMPRAR LOCAL COBRA UN SENTIDO VITAL EN ESTA PANDEMIA

Cuando compras local, más dinero se queda en la comunidad y “el dinero es como la sangre –dice el investigador David Boyle–, necesita seguir circulando para mantener a la comunidad viva. Si compramos en grandes supermercados y tiendas no locales, la sangre se escapa, como en una herida”.

Por ello es importante que comencemos una movilización para activar el flujo monetario local en nuestras ciudades, comunidades y pueblos; hay que comprar local y más si son productos locales.

Hay que tomar en cuenta que tu gasto activa la economía local, promueves la diversidad de productos, preserva el espíritu emprendedor, hay más opciones, le da carácter a tu zona y, lo más importante, lo local sabe mejor.

Lo imprescindible es regresar a lo local. Hay que comenzar a cortar el cordón umbilical que nos mantiene tibios y perezosos, acostumbrados a la indiferente comodidad de las corporaciones y cadenas de tiendas, y regresar a lo micro. Hagamos el propósito de comprar a pequeñas empresas y autónomos. Compremos local ¡Ya¡

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *