«CREMATORIOS NO ESTÁN PREPARADOS PARA UNA DEMANDA TAN ALTA», VICEPRESIDENTE DE ANDF

Roberto García Hernández, vicepresidente de la Asociación Nacional de Directores de Funerarias de México (ANDF), advierte que los 40 crematorios del Valle de México están saturados debido a  la cantidad de solicitudes del servicio durante la pandemia del nuevo coronavirus.

En entrevista con EL UNIVERSAL, alerta que los crematorios en el país no están preparados para recibir una demanda tan alta de fallecidos por Covid-19. «Si ahorita quisiéramos cremar a una persona, tendríamos un tiempo de espera de 24 a 36 horas.

Sí hay una saturación en este momento en los servicios de cremación, pero tampoco es muy grave.

«El número de crematorios en el país no está preparado para recibir una demanda tan alta de cremaciones», comenta.

A dos días de que inició la etapa más crítica de la pandemia, la cual según autoridades concluirá el 20 de mayo, García Hernández asegura que los servicios funerarios no han colapsado y que la mayor demanda se mantiene en la Zona Metropolitana del Valle de México y en Tijuana, Baja California.

Explica que en todo el país existen entre 5 mil y 8 mil empresas o negocios funerarios que pueden atender la demanda de muertes por Covid-19.

«Rebasados los servicios funerarios no [están], porque hay un sistema muy grande: alrededor de entre 5 mil y 8 mil empresas funerarias o negocios de servicios funerarios a nivel nacional, entonces no creo que nos veamos rebasados», sostiene.

Considera que un colapso en este servicio empezaría si se registrara una cantidad muy grande de cadáveres de infectados almacenados en hospitales o en las funerarias.
«Un colapso empezaría a partir de que hubiera cadáveres almacenados en cantidades  muy grandes en hospitales (…)  o cuerpos guardados  en funerarias.  

«Ahorita lo que puedo decir es que tal vez no lo llevemos colapsado, pero se tendrá que ver con la rapidez con la que podamos disponer de los cuerpos  en su disposición final, que es en los cementerios o en los crematorios. 

«Sin embargo, los crematorios están funcionando a 100%, y el tiempo de espera es de 24 a 36 horas para realizar una cremación, por lo menos en el Valle de México», puntualiza. El vicepresidente de la ANDF, con sede en Jalisco, refiere que la demanda de servicios funerarios para personas que murieron por coronavirus continuará  durante las próximas dos semanas, sobre todo en el Valle de México.

«No sabemos cuándo va a llegar el pico.  Nosotros nos basamos en lo que la Secretaría de Salud (Ssa) emite. Esperamos que pudieran haber más solicitudes de servicios funerarios», afirma.

Hasta el momento, agrega García Hernández, las funerarias asociadas no han reportado a la ANDF que empiece a haber cansancio entre los trabajadores por la cantidad de servicios a realizar.

«Tampoco hemos tenido reportes de contagio entre el personal de las funerarias.  La solicitud de servicios funerarios lo desconocemos, porque todo lo estamos basando en los números que da la Secretaría de Salud», expone.

Revela que han encontrado resistencia por parte de las familias para respetar el tiempo de velación de su pariente, que es de cuatro horas, y que no debe de haber muchas personas en los velatorios, como se establece en los lineamientos de la Secretaría de Salud.

«Hemos encontrado resistencia de las personas. La cultura mexicana es una de las que  da una despedida en grande y  calurosa para recordar a las personas», dice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *