Detectan “aviadores», en el primer año del Congreso del estado

Como todavía no se ha concluido la entrega-recepción, se desconoce el estado financiero real de la XVI Legislatura, reconoció el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo), Gustavo Miranda García.

Por eso no se ha cumplido con el pago de pasivos y estímulos a trabajadores diversos.

Esta mañana Diana Elisa Souza López, trabajadora del Área de Biblioteca y Archivo, se inconformó por el incumplimiento de compensaciones desde hace un mes.

Tal percepción representa hasta el 70 por ciento de su sueldo.

Reclamó que aun cuando ha laborado en varias ocasiones hasta la madrugada, no ha habido reciprocidad en su remuneración.

El presidente de la Jugocopo manifestó que hoy debe concluirse con la entrega-recepción y se conocerá la situación real, sobre todo financiera, de la Legislatura Local.

Eso ha detenido el pago de compensaciones, expuso.

Aunque desde hace cuatro semanas se fiscaliza la gestión de Morena.

Porque se ha detectado a personas en la nómina que no acudían a trabajar.

«No tengo número pero al menos son más que los dedos de mis manos… Vamos a revisar y compensar a quienes lo merecen y dan más en su trabajo», expuso.

La base trabajadora del Poder Legislativo excede los 680 empleados.

Cada diputado tiene 25 colaboradores.

Miranda García informó que en el Congreso de La Unión, un legislador cuenta con apenas 13 empleados.

Aun así el Congreso de Quintana Roo es ineficiente.

Tras signarse un convenio de capacitación y profesionalización con la Cámara de Diputados, se contrarrestará la improductividad.

Asimismo, se reconocerá el trabajo de aquellos que prestan labores más alla de horario normal.

Tras conocerse la situación financiera del Congreso del Estado, se regularizará el pago de estímulos a trabajadores, entre ellas las compensaciones, y proveedores.

Pues antes se realizaban a discrecionalidad de los diputados y personal directriz de alto rango.