El coronavirus golpea la campaña electoral demócrata en EU

La candidata demócrata a la vicepresidencia de Estados Unidos (EU), Kamala Harris, suspendió sus viajes hasta el domingo tras dos casos de COVID-19 en su entorno, anunció la campaña de Joe Biden, señalando que la senadora no estuvo en “contacto cercano” con ellos recientemente.

El propio candidato demócrata a la presidencia anunció haber descubierto “hacia el mediodía” que un miembro de la tripulación de su avión había dado positivo. Pero, siguiendo el consejo de sus médicos, decidió no interrumpir su campaña.

Biden, exvicepresidente de Barack Obama, de 77 años, dio negativo al test que le realizaron el miércoles por la noche.

“Este miembro de la tripulación estaba en el avión conmigo, pero estaba a más de 15 metros de mí”, escribió Joe Biden en su cuenta oficial de Twitter.

En el caso de Kamala Harris, los positivos por COVID-19 se dieron en un miembro de la tripulación de su avión, así como en su directora de comunicación, informó la gerente de la campaña de Biden, Jen O’Malley Dillon, en un comunicado.

Harris no necesita ponerse en cuarentena, pero en un “exceso de precaución”, mantendrá sus compromisos virtualmente y recién volverá al terreno el lunes, añadió.

Pelean espacio del debate suspendido

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su rival demócrata, Joe Biden, sustituyeron el que tenía que ser su segundo cara a cara por un duelo de encuentros televisados con votantes que se contraprogramaron en hora y formato.

Ese segundo debate quedó cancelado después de que Trump se negara a celebrarlo en remoto tras infectarse de coronavirus hace apenas dos semanas y ser hospitalizado durante tres días.

La campaña de Biden se apresuró en anunciar que en lugar del cara a cara el demócrata participaría en el encuentro con votantes, conocido en EU como “town hall”, en la cadena ABC, pero hace dos días NBC lo contraprogramó con Trump, algo que han criticado sus propios periodistas.

Con información de: El informador