En reserva de Quintana Roo, liberan a jaguar que fue atropellado

Un jaguar fue liberado en la Reserva de la Biósfera Sian Ka´an, luego de ser atropellado en junio, en el municipio de Othón P. Blanco, Quintana Roo. El animal logró recuperarse gracias a los cuidados de diversas instituciones en el Jardín Zoológico de Payo Obispo de Chetumal, informó la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp). 

“El jaguar mostró diversos golpes, laceraciones y una fractura del omóplato en una de las extremidades delanteras, que ameritaba ocho semanas para su recuperación. Una vez transcurrido el tiempo de recuperación, y al descartar posibles secuelas que impidieran su desenvolvimiento tanto físico como conductual, se determinó su retorno a la naturaleza”, dio a conocer la Conanp. 

En junio pasado, pobladores de la comunidad de Álvaro Obregón, ubicada en el municipio de Othón P. Blanco, reportaron un ejemplar de jaguar atropellado en las afueras del poblado. Ante esto, personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), del Zoológico Payo Obispo, la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (PPA) y el Instituto de Biodiversidad y Áreas Naturales de Quintana Roo (IbanQRoo) se trasladaron al sitio para atender al ejemplar. 

Médicos veterinarios de la comunidad ya habían atendido al ejemplar, pero luego de una breve valoración y debido al estado en que se encontraba el felino, fue trasladó a las instalaciones del Jardín Zoológico de Payo Obispo, donde le brindaron la atención que necesitaba. 

“Para la liberación del jaguar, personal de la Reserva de la Biosfera Sian Ka’an de la Conanp, definió a la zona núcleo de dicha Área Natural Protegida (ANP) como idónea, por cumplir con las condiciones adecuadas para el ejemplar, y de esta manera reforzar la salud genética de las poblaciones de la especie en la región” 

La Conanp destacó que el área de la liberación presentaba buena cobertura y superficie arbórea, cuerpos de agua, presas naturales y bajo conflicto con el ser humano, además de contar con el apoyo de la brigada comunitaria del ejido X-Hazil en la reserva forestal colindante con el ANP, los cuales apoyarán con la vigilancia. 

Además, el animal será monitoreado vía satelital, por lo que se le colocó un collar de rastreo y así verificar su desplazamiento en la zona, donado por la Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar (ANCJ). 

“Inmediato a su liberación, el jaguar exploró primero el entorno, hasta finalmente adentrarse en la espesura de la selva, regresando a la libertad”

En este logro también participó el Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW). 

El jaguar se encuentra en peligro de extinción, pues de acuerdo con el Segundo Censo Nacional del Jaguar 2018 coordinado por el Instituto de Ecología de la UNAM, México sólo tiene una población de 4 mil 800 jaguares en vida silvestre. 

con información de Milenio