España declara Estado de Alarma por COVID-19

España declaró Estado de Alarma en la región de Madrid, región que registra el rebrote de coronavirus más significativo de Europa, durante 15 días para frenar el avance de la segunda ola de COVID-19.

La acción obligó a las autoridades de Madrid a reimponer restricciones a los viajes que habían sido introducidas por el gobierno nacional, antes de ser anuladas ayer por un tribunal de Madrid.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, explicó en rueda de prensa que, sin embargo, las medidas son las mismas.

Madrid en Estado de Alarma por la COVID-19

“Proteger la salud de los madrileños es indiscutible y que hay transmisión comunitaria (de COVID-19) en Madrid también lo es”, dijo.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, adelantó por su parte que se desplegará de inmediato un dispositivo de 7 mil policías y guardias civiles.

El objetivo –agregó– es que controlen los accesos y salidas viarias de las localidades afectadas, así como las infraestructuras de transporte colectivo.

La decisión se toma después de días de desacuerdos y tensión política entre ambos gobiernos (el nacional de España y el regional de Madrid) sobre las medidas que adoptar para frenar la pandemia, ya que, el gobierno de España está dirigido por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), de centroizquierda, mientras que la región de Madrid está controlada por el principal partido de oposición de la nación, el conservador Partido Popular (PP).

El gobierno regional presidido por Isabel Díaz Ayuso quería restricciones por zonas sanitarias en función de los niveles de contagios.

“Teníamos alternativas que hemos defendido hasta el último momento, pero no ha sido posible. Lamentablemente los políticos hemos vuelto a fracasar, dijo al vicepresidente regional Ignacio Aguado. El estado de alarma era totalmente evitable”.

La Policía y la Guardia Civil desplegarán controles a partir de primera hora de la tarde para vigilar el cumplimiento de las restricciones a la movilidad impuestas por el estado de alarma que decretará el gobierno, según fuentes del Ministerio del Interior.  Tras conocerse la decisión gubernamental, el alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, dijo que «ha triunfado la imposición» y «la falta de diálogo».