Evacuan Punta Allen y Punta Herrero por «Delta»

Aunque no están en alto riesgo por el paso de “Delta”, habitantes de Banco Chinchorro, Punta Allen y Punta Herrero fueron evacuados.

Asimismo, se continúa con el apoyo a la población de Rio Verde y Miguel Alemán Velazco, que desde el fin de semana están incomunicados al deslavarse la carretera por los escurrimientos causados por el Frente Frío Número 4. 

Aunque la Coordinación Estatal de Protección Civil (Coeproc) ha dirigido su mayor operatividad al Norte de Quintana Roo, paralelamente monitorea las comunidades en riesgo y el Río Hondo, que hasta ahora no presentan anormalidad.

Con el apoyo de las fuerzas armadas, que activaron los planes DN-II-E y Marina, se apoya a la población incomunicada.  

En tanto los habitantes de Punta Herrero, Punta Allen y Banco Chinchorro fueron evacuados. En este último a pescadores y elementos de la Armada de México.

Se les trasladó al refugio establecido en el Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (Cecyte) de Tulum. Aunque algunos se quedaron con familiares de Felipe Carrillo Puerto.

Antes del mediodía de este martes, “Delta” alcanzó la categoría 4 de la Escala Saffir Simpson.

Sus efectos se resentirán a partir de esta noche y su impacto con mayor intensidad mañana al amanecer. 

El centro apunta a Puerto Morelos y su trayectoria a Leona Vicario, hasta salir de la Península de Yucatán. 

A las 13:00 horas se suspendieron actividades no esenciales en los municipios de Tulum, Solidaridad, Cozumel, Isla Mujeres, Puerto Morelos, Benito Juárez y Lázaro Cárdenas.    Las esenciales concluyen después de las 17:00 horas.

Por la peligrosidad del fenómeno se han dispuesto de refugios y las fuerzas armadas centraron su labor en el Norte de Quintana Roo. Inclusive, el Gobierno Federal enviará cinco mil efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Se pronostica que al entrar a tierra Delta pierda fuerza al tocar tierra y tarde 12 horas en salir de Quintana Roo. No obstante, al ingresar al Golfo de México se fortalecerá, según el Centro Nacional de Huracanes de Miami.

Se recomienda a la población seguir las instrucciones de las autoridades y hacer caso omiso a rumores.