Fiscal Montes de Oca justifica manifestación en su contra

Las manifestaciones y descalificaciones obedecen al proceso de depuración al interior de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Pues varios de los despedidos no garantizan eficacia en el desempeño de sus funciones, afirmó el fiscal general del Estado, Óscar Montes de Oca Rosales.

Recientemente un grupo de trabajadores de la FGE, cuyo número no ha sido dado a conocer, causó baja.

El haber reprobado exámenes de confianza fue la causa principal.

Se anticipan amparos en contra, pues los despedidos consideran fue represalia por las manifestaciones realizadas y señalamientos en torno a los excesos y supuesta corrupción del fiscal general del Estado y aquellos que llegaron con él.

Montes de Oca Rosales afirmó que los señalamientos se deben a la depuración que se desarrolla al interior de la FGE.

Catalogó como subjetivos y malintencionados los señalamientos porque carecen de fundamentos.

Porque todo lo ejercido está debidamente justificado.

«Hemos sido auditados por la Auditoría Superior de la Federación, del Estado y Órgano Interno de Control y no ha habido ninguna observación», destacó.

Advirtió que continuará la depuración al interior, pese a la postura de algunos inconformes.