FUERZAS ARMADAS, A FAVOR DE PARAR LA VIOLENCIA DE GÉNERO

(Milenio) Las fuerzas armadas cuentan con programas y protocolos para frenar la violencia contra las mujeres al interior de sus centros de trabajo, así como para promover la equidad de género entre su personal.

El Ejército y Fuerza Aérea implementan hasta 25 proyectos de género para 2019. La Marina este año trabaja en 16; en ambos casos, las órdenes giran en torno a la capacitación para sensibilizar al personal en ese tema.

En tanto, la Guardia Nacional contará con una estrategia para atender el alza de feminicidios en el país, adelantó el jueves pasado el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien instruyó al gabinete de seguridad que la corporación tenga una estrategia específica para prevenir e investigar el fenómeno.

En entrevista con MILENIO, Mariana de la Cruz, jefa del Observatorio para la Igualdad entre Mujeres y Hombres en el Ejército y Fuerza Área Mexicana, creado hace ocho años, reveló que de 2011 a 2018 se realizaron dentro de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) mil 581 actividades a favor de la equidad de género, incluyendo eventos académicos y jornadas afines entre sus elementos.

“Se ofreció capacitación, cursos, talleres y diplomados. Todo dirigido al soldado y hasta un general. Se enfocaron temas diferentes, incluso empoderamiento de la mujer, hostigamiento y acoso sexual”, explicó la coronel de Justicia Militar.

Asimismo, el capitán de Navío, Alfonso Carrillo, director de Igualdad de Género e Inclusión de la Secretaría de Marina (Semar), perteneciente a la Unidad de Promoción y Protección de los Derechos Humanos de la dependencia, detalló que este año se han impartido conferencias en 30 de los 36 mandos en los que la armada divide el país.

“(Contamos) con mecanismos institucionales de atención ante posibles situaciones de violencia, y si abrimos el abanico de violencia vemos algunas situaciones. Se están atendiendo casos de hostigamiento y acoso sexual, de violencia laboral, de discriminación. Tenemos mecanismos sólidos institucionales para su atención”, acotó.

Hasta el momento 5 mil 300 elementos de la Marina han asistido a las conferencias “Empodérate” y “Liderazgo con perspectiva de género”, es decir, hasta 10 por ciento de la fuerza de la Armada. Ambas secretarías cuentan con certificaciones, reconocimientos, normas y protocolos en la materia, así como con pronunciamientos de cero tolerancia al hostigamiento y acoso sexual.

De acuerdo con datos oficiales, de los poco más de 214 mil efectivos en activo con los que cuenta la Defensa Nacional, 11.9 por ciento son mujeres, es decir 25 mil 495; de ellas, cuatro ostentan el grado de General Brigadier.

Respecto a la Marina, 18 por ciento de su personal es femenino, es decir 11 mil mujeres en activo. De ellas, alrededor de mil se encuentran asignadas en campo a actividades para velar por la seguridad de los mexicanos.

Basados en la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea, los grados máximos que tanto mujeres como hombres pueden ocupar son general de división (armas) y general de brigada (servicios).

En la Marina el máximo grado es el de almirante. El general de división y el almirante son los únicos que pueden ocupar el cargo de secretario. Sin embargo, para la coronel De la Cruz, solo es cuestión de tiempo para que al cargo llegue una mujer.

En el mismo sentido se expresa el capitán Carrillo, pues en 2008, cuando se abrieron las puertas de la Heroica Escuela Naval a la total inclusión de mujeres y hombres, “se sembró la semilla”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *