JAIME CÁRDENAS DIMITE Y VENTILA ANOMALÍAS

Jaime Cárdenas Gracia, titular del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado , denunció que se detectaron en el organismo probables irregularidades administrativas, procedimientos de valuación que no garantizan el mayor beneficio para el Estado, mutilación de joyas, contratos favorables a las empresas y conductas de servidores públicos contrarias a las normas, entre otras.

Al comunicar su renuncia al cargo, que se hará efectiva a partir del 1 de octubre, e informó que para concluir las liquidaciones se deben más de mil millones de pesos en el cumplimiento de laudos laborales que se encuentran en ejecución.

Advierte que la situación es grave y apremiante, pues más allá de las responsabilidades en que incurrirían los servidores públicos involucrados, el Estado mexicano tiene una deuda social con los trabajadores de esos organismos.

En su carta de renuncia de cinco cuartillas, precisa que con grupos de trabajadores de Luz y Fuerza del Centro se realizaron múltiples reuniones para atender sus reclamos. Destacó el apoyo de las secretarías del Trabajo, de Gobernación y de Energía, con lo que se logró beneficiar a más de 4 mil 870 ex trabajadores no jubilados, liberando las garantías hipotecarías para dar certeza jurídica a su patrimonio y al de sus familias.
En cuanto a los riesgos más importantes que enfrenta el Indep y que vienen de administraciones anteriores, reconoce que no sólo las liquidaciones de Ferrocarriles Nacionales de México y Luz y Fuerza del Centro se encuentran en situación financiera crítica, pues se deben importantes cantidades a las empresas proveedoras de servicios, principalmente a las de seguridad y de administración de almacenes.

Señaló que el pago de esos servicios se realiza en algún caso con parte de los recursos que se obtienen de las subastas, pero como las que se llevan a cabo vía electrónica fueron suspendidas durante buena parte de 2020 y disminuyeron las presenciales, se ha carecido de liquidez para satisfacer puntualmente los compromisos de pago.

Adicionalmente, informó que queda pendiente conciliar la transferencia de los 2 mil millones de pesos que en febrero de 2020 se remitieron al INDEP. Hasta la fecha esos recursos están invertidos, generan intereses y no han sido utilizados.

Jaime Cárdenas dimite