«Levantón» en comunidad de Bacalar

Un hombre fue privado de su libertad el viernes pasado en la comunidad Miguel Hidalgo, Bacalar.

Los presuntos responsables fueron sujetos armados que le llevaron contra su voluntad en una camioneta tipo suburban.

La Fiscalía General del Estado emitió la ficha de búsqueda, aunque hay hermetismo respecto al caso.

El presunto delito ocurrió el viernes pasado, cuando cinco sujetos ingresaron violentamente con armas largas a un predio donde el hombre trabajaba la tierra.

Le golpearon, vendaron los ojos y amarraron de pies y manos, para luego subirle a la suburban.

Según testigos huyeron rumbo a la carretera federal.

Hasta ahora se desconoce su paradero.

La víctima fue identificada como José Martín Barrientos Tamayo, de 55 años.

Radica en Cancún y vino unos días a Miguel Hidalgo, donde fue privado de su libertad.

Es de complexión robusta con peso de 95 kilogramos y 1.77 metros de estatura.

Es de tez morena clara, cabello ondulado con canas y ojos cafés.

Como seña particular tiene una cicatriz arriba de la ceja izquierda.

Sus familiares interpusieron la denuncia por desaparición.

Temen que su integridad esté en riesgo.

La FGE solicitó la colaboración de órganos homólogos a nivel nacional para coadyuven en la localización del desaparecido.

La Policía de Investigación trabaja en el caso.

Los presuntos responsables fueron sujetos armados que le llevaron contra su voluntad en una camioneta tipo suburban.

La Fiscalía General del Estado emitió la ficha de búsqueda, aunque hay hermetismo respecto al caso.

El presunto delito ocurrió el viernes pasado, cuando cinco sujetos ingresaron violentamente con armas largas a un predio donde el hombre trabajaba la tierra.

Le golpearon, vendaron los ojos y amarraron de pies y manos, para luego subirle a la suburban.

Según testigos huyeron rumbo a la carretera federal.

Hasta ahora se desconoce su paradero.

La víctima fue identificada como José Martín Barrientos Tamayo, de 55 años.

Radica en Cancún y vino unos días a Miguel Hidalgo, donde fue privado de su libertad.

Es de complexión robusta con peso de 95 kilogramos y 1.77 metros de estatura.

Es de tez morena clara, cabello ondulado con canas y ojos cafés.

Como seña particular tiene una cicatriz arriba de la ceja izquierda.

Sus familiares interpusieron la denuncia por desaparición.

Temen que su integridad esté en riesgo.

La FGE solicitó la colaboración de órganos homólogos a nivel nacional para coadyuven en la localización del desaparecido.

La Policía de Investigación trabaja en el caso.

"Levantón" en comunidad de Bacalar