LO QUE VIENE EN EL CONGRESO DEL ESTADO

En el Congreso local ya se están acomodando las piezas: la presidencia de la mesa directiva y de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo) ya están definidas y, tras unos cuantos sombrerazos, finalmente quedó conformada la integración de las comisiones ordinarias en el legislativo estatal.

Pero lo que falta por definirse es la secretaría general. Considerado como el alfil en el Congreso del estado, se trata de uno de los cargos con mayor peso en el legislativo, cuyas facultades van más allá de lo político.

La secretaría general es ahora “la manzana de la discordia” entre las bancadas políticas, y cada cual intenta imponer a su seleccionado. Y no es para menos, ya que el titular de esa área tiene a su cargo, además de la cuestión administrativa, la parte jurídica y de proceso legislativo, que es lo que le da sentido a la legislatura en turno.

Los verde ecologistas proponen a Benjamín Vaca, un viejo lobo de mar en eso de las cuestiones legislativas; y Morena quiere que Luis Alamilla se quede con el puesto, muy a pesar de que estaría iniciando desde ceros en esos menesteres; y otro que en algún momento sonó fue Jorge Herrera, quien de plano ya quedó fuera de la jugada.

El cargo debió definirse este miércoles, sin embargo, la disputa por las comisiones ordinarias retrasó la toma de acuerdos, los jaloneos, y los estira y afloja para nombrar al secretario general del Congreso del estado; puesto que seguramente generará más controversia que los demás nombramientos anteriores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *