Los contribuyentes salvarán a los gobiernos en 2021, incluido en México

El pago de impuestos de los contribuyentes será la salvación para que los gobiernos puedan operar durante este año nuevo, por lo que varios países han implementado reformas y nuevas herramientas con el fin de elevar los ingresos a las arcas públicas

En Chile, Ecuador y Brasil se han aplicado timbres fiscales para asegurar que los impuestos a cigarrillos y bebidas alcohólicas sean pagados. Argentina aprobó un nuevo impuesto a las grandes fortunas en diciembre pasado. En México hay una estrategia enfocada en cobrar adeudos fiscales a las grandes compañías, pues desde que inició el actual gobierno se considera como delito el fraude fiscal y se reforzaron las técnicas para invitar a contribuir a través de medios digitales.

Esta opción incluso va para los países que optaron por contratar deuda en los mercados internacionales, ya que en el futuro deberán saldar esos pasivos a través del cobro de impuestos.

Michel Jorratt, consultor del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Mundial, explicó en entrevista que para una recuperación económica y ante la falta de ingresos públicos es preferible mejorar el cumplimiento en el pago de impuestos de los contribuyentes, antes que crear nuevos impuestos o eliminar tratamientos preferenciales.

Este año, el 56.12% de los ingresos de la federación en México provendrá del pago de los impuestos IVA, ISR e IEPS, detalla la Ley de Ingresos.

De acuerdo a cifras oficiales, al cierre de noviembre pasado el año pasado, los impuestos generaron el 63.9% del total de los ingresos del sector público, los petroleros el 10.5%, el resto provino de fideicomisos extintos, fondos de emergencia y deuda.

En México más del 60% de los trabajadores se desempeña en la informalidad y esta va en aumento por la pandemia, ¿cómo ampliar la base gravable, incentivar la formalidad?

En muchos países está la necesidad de ampliar la base gravable, basta con hacer una revisión del costo de beneficios fiscales, excepciones y tasas reducidas. Lo que se recomienda es que los países hagan una evaluación permanente de estos y se vayan eliminando los que no tienen o cumplen los objetivos para los cuales fueron creados, explicó Jorratt, quien fue director del Servicio de Impuestos Internos de Chile.

El tema de la informalidad es más complejo, es un tema permanente en América Latina. Muchos países les ha costado contar con ayuda porque no están los registros de seguridad social, no están pagando contribuciones, ahí se ha tratado de reducir requerimientos para el cumplimiento, es un tema que hay que abordar de a poco, promover y mostrar los beneficios que tiene ser formal.

¿Por qué es preferible hacer más eficiente la recaudación antes que subir o poner nuevos impuestos?

Los países se van a enfrentar a la recuperación económica post pandemia. Hay mucha resistencia a elevar impuestos porque puede ir en contra de la reactivación económica que uno quiere, entonces aparecen ideas como reducir la evasión con ayuda de la tecnología. Hay otros países que están promoviendo los súper impuestos a los ricos.

Nueva Zelanda es un modelo a seguir para la región porque tiene una carga tributaria en torno al 30% del PIB (México del 17% y Chile del 10%) con tasas que no son sustantivamente mayores que las nuestras gracias a que tienen menor evasión.

Con informacion de: Expansion