LOUISVILLE MANTIENE TOQUE DE QUEDA TRAS LAS PROTESTAS POR LA MUERTE DE BREONNA TAYLOR.

Dos agentes del Departamento de Policía de Louisville, Kentucky, fueron baleados el miércoles por la noche durante las protestas por el caso de Breonna Taylor, confirmó el jefe del Departamento, Robert Schroeder, en una rueda de prensa.

Las autoridades dicen que han arrestado a al menos 100 personas por los disturbios y que los agentes heridos recibieron atención médica.

Se mantiene el toque de queda y la policía resguarda algunas calles en Louisville. Las manifestaciones se dieron tras la noticia de que un jurado investigador acusó a un policía, implicado en la muerte de Taylor, de tres cargos de poner alguien en peligro con agravantes.