LUCHA CONTRA EL CORONAVIRUS: NUEVOS AVANCES DE GILEAD, PFIZER Y GRIFOLS

La carrera mundial para encontrar una vacuna eficiente contra el coronavirus es en estos momentos uno de los principales focos de atención en el mundo, principalmente de los inversores.

Después de que la biotecnológica estadounidense Gilead Sciences (NASDAQ:GILD) recibiera el pasado viernes la aprobación de la FDA a su antiviral remdesivir como uso de emergencia, la compañía está en conversaciones con algunas de las mayores manufactureras químicas y farmacéuticas para establecer acuerdos voluntarios a través de los cuales escalar la producción de remdesivir en Europa, Asia y emergentes hasta al menos 2022.

También está en negociaciones con fabricantes de genéricos en India y Pakistán y en conversaciones con UNICEF para servirse de su red de distribución y su experiencia en el abastecimiento de medicinas en países en vías de desarrollo.

“Recordamos que, una vez aprobado, el principal reto está en la capacidad de producción, con escasez de materias primas y la necesidad de instalaciones especializadas y también en la interconexión de las cadenas de producción, que tan alteradas se han visto con esta crisis”, apuntan en Renta 4 (MC:RTA4).

Por su parte, la estadounidense Pfizer Inc (NYSE:PFE) ha dado a conocer que, junto con la alemana BioNTech, prevén realizar inversiones para escalar su capacidad de producción global y producir millones de dosis este año de su potencial vacuna contra el virus causante del coronavirus, que actualmente está en fase de pruebas en humanos.

“El estudio de Fase 1/2 está diseñado para determinar la seguridad, la inmunogenicidad y el nivel de dosis óptimo de cuatro vacunas de mRNA”, ha informado Pfizer (NYSE:PFE) en un comunicado.

Grifols (MC:GRLS) también tiene nuevas noticias. La firma española anuncia que ha completado el desarrollo de un test molecular específico TMA (Amplificación Mediada por Transcripción) que permite la detección del virus SARS-CoV-2 en plasma, sangre y muestras respiratorias, con una sensibilidad equivalente o incluso superior a otros test moleculares, disponibles actualmente, como los basados en PCR.

“Gracias a esta alta sensibilidad, este test molecular permitiría también implementar estrategias de testado grupal de individuos (pool testing) multiplicando la capacidad de testeo de la población”, apunta Grifols en su comunicado.

El test TMA es una solución de testeo completa y automatizada que incluye todos los reactivos, desde la preparación de la muestra hasta la obtención del resultado y se procesa en los equipos Procleix Panther, con capacidad para analizar más de 1.000 muestras diarias por instrumento.

Fuente: Forbes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *