«ME ENCANTAN LAS CASADAS»; CON MANTAS, EXHIBEN A ESPOSO INFIEL EN COAHUILA

Cuando algunos automovilistas vieron la enorme lona colgada debajo de un puente vehicular creyeron que era una “narcomanta”, con un amago del crimen organizado y se asustaron.

Algunos lo reportaron a la policía, al teléfono de emergencias 911, mientras que otros bajaron la velocidad de sus vehículos para ver que decía, y después de leer el mensaje se rieron porque exhibía a un marido infiel.

“¿Me conoces?, ten cuidado. Soy esposo infiel y he destruido muchas familias, me encantan las casadas”, se lee en el mensaje que presuntamente mandó poner su mujer o alguna amante despechada.

Fueron varias mantas colocadas en distintos puntos de Satillo, según trascendió en fuentes policíacas, las cuales fueron retiradas por agentes de seguridad pública.
Sin embargo el hecho trascendió porque automovilistas le tomaron fotos y las compartieron en redes sociales, donde ya son tendencia.

Javier Alejandro “R”, un sujeto al que le agrada enamorar a mujeres casadas, fue exhibido en varias lonas colgadas en varios puentes, como el que se encuentra frente al Hospital del Niño y en el boulevard Nazario S. Ortiz Garza.

Elementos de la Policía Municipal y del Estado, a bordo de varias patrullas, ubicaron los lugares y acudieron a quitar los plásticos.
 

Dentista dice que le devolverá la sonrisa

A los pocos minutos de ser difundida la fotografía, se volvió viral y el hombre, quien vive en “Rancho de Peña”, sector popular al norte de la ciudad de Saltillo, ya se hizo “famoso” al grado de que “le llueven” ofertas de todo tipo de negocios.

Dueños de bares y restaurantes lo invitan para que vaya a comer y beber unos tragos que, aseguran, le ayudarán a superar las penas que le agobian.

Despachos de abogados le ofrecen divorciarlo gratis, una compañía de mudanzas solo le cobraría la mitad del costo del flete y un dentista se compromete a “devolverle la sonrisa”, la que seguramente perdió este día cuando supo que su rostro y su nombre ya los vieron miles de cibernautas.

Otras personas, principalmente mujeres, lo fustigan por cometer infidelidad.