MÉXICO SE ARRIESGA A LITIGIOS EXTERNOS POR BENEFICIAR A CFE

(El Economista) La apuesta del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para fortalecer la dominancia de mercado de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) llevará a arbitrajes internacionales de inversión y de inestabilidad en la demanda por frenar los capitales privados en el sector energético en México, se advirtió en la Cámara Española de Comercio en México (Camescom).

Borja Vázquez, director de la consultoría Álvarez y Marsal, e integrante de la Cámara Española de Comercio en México, dijo que la apuesta del gobierno mexicano de fortalecer al monopolio público de electricidad (CFE) y al mismo tiempo penalizar a la energía limpia “no es un buen mensaje para inversión ni para la inversión renovable, y son discursos antagónicos”.

Dijo que desde el año pasado, cuando se dio a conocer la contrarreforma energética, “el statu quo se está rompiendo y hay riesgo de que empiecen los arbitrajes de inversión, por la inestabilidad de que disminuya la inversión en energía que se fomentaba”.

En el marco de un webinar sobre “Financiamiento y vías para la liquidez” a los socios de la Camescom, el asesor en temas financieros y energéticos calificó como un freno a la inversión las decisiones de parar proyectos energéticos en México.

El lunes pasado, el gobierno de México, a través del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), determinó frenar de manera indefinida la operación de nuevas plantas de energía renovable en todo el territorio nacional, pese a que las inversiones y proyectos están ejecutándose.

Vázquez comentó que la Cenace argumentaba que, debido a la pandemia del Covid-19, se tomaba esta decisión. Sin embargo, la declaratoria del Cenace “fue en un lenguaje amplio con interpretaciones no a las circunstancias sanitarias, de que se va a revisar la posibilidad de otorgar permisos en el rubro eólico y solar”.

De acuerdo con datos de la Camescom, España es el segundo inversionista en México en todos los sectores, y con una amplia participación en el rubro energético. Así, de enero a septiembre del 2019, la inversión española en México alcanzó 4,026 millones de dólares, al haber aumentado 20% respecto al 2018.

El consultor recordó que en octubre pasado hubo amparos por parte de empresas en general por los Certificados de Energías Limpias, que también se suspendieron.

“Fomentar la generación con residuos fósiles, eso va en favor de Pemex, de gasoductos. Ahora vemos un escenario incierto para renovables que antes era bueno para las empresas de ese sector, y parece que se va complicar mucho”, consideró.

La demanda sigue subiendo, dijo, “y eso significará que los usuarios tendremos problemas energéticos. En lo económico vemos que se pone en riesgo la inversión extranjera o nacional en plantas de generación de energía renovable”.

Al realizar un análisis del Covid-19 y las estrategias gubernamentales, Salvador Villalpando, asociado senior de la consultoría, sostuvo que la pandemia representa una amenaza para las empresas en México, luego de que las calificadoras han reducido la calificación soberana, se ha devaluado el peso aproximadamente 30% y, sobre todo, faltan apoyos de parte del gobierno al sector privado.

Los especialistas advirtieron que las empresas que operan en México se enfrentarán a un escenario presionado y con perspectivas de corto plazo complicadas, sobre todo las pymes, por el riesgo de liquidez ante la falta de apoyos del gobierno federal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *