Reforma laboral responde a requisitos del T-MEC: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que, con la entrada en vigor del nuevo modelo laboral, los trabajadores podrán elegir a sus líderes sindicales sin imposiciones y aseguró que con el esquema se responde a lo comprometido por México en la firma del T-MEC.

En Palacio Nacional, al encabezar la ceremonia de inicio de la primera etapa de la reforma laboral en los primeros ocho estados, el Jefe del Ejecutivo agradeció al Poder Judicial, al Legislativo, al sector empresarial —a pesar de sus dudas y resistencias—, así como a los dirigentes sindicales por haber apoyado el modelo.

“Esta reforma contempla el que se haga realidad la democracia laboral, que los trabajadores elijan libremente a sus representantes, que haya voto directo, secreto, que no haya imposiciones, que podamos avanzar en el establecimiento de la democracia en el terreno de lo laboral.

“Viene también a ser una respuesta a la petición que se formuló desde Canadá y Estados Unidos como requisito para la firma del nuevo tratado [T-MEC]. Cuando se estaba negociando el nuevo tratado, uno de los elementos, una de las demandas principales era que se llevara a cabo la reforma laboral y que se convirtiera en realidad la justicia laboral”, dijo.

El Mandatario indicó que la entrada en vigor de esta reforma marcará “un cambio profundo y estructural” debido a que ahora la justicia laboral dependerá del Poder Judicial: “Ya no es sólo la participación del sector obrero, el sector empresarial y del Ejecutivo, que a veces era el Poder de los Poderes, ahora es un tribunal independiente del Poder Judicial. Esto fortalece la división, el equilibrio entre los poderes”.

Al tomar la palabra, el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, aseguró que el reto más importante para el Poder Judicial será el de contribuir a recuperar la confianza en la justicia del trabajo y que esto genere un clima de confianza para las inversiones en el país.

Expresó que por delante tienen la tarea de hacer efectivos el acceso a la justicia laboral, lo cual es un anhelo añejo y una demanda social inaplazable.

La secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS), Luisa María Alcalde, aseguró que con la entrada en vigor de esta reforma se da respuesta a la deuda histórica con los trabajadores y se consolida un proyecto de nación.

“Queremos construir en México un mercado laboral que garantice el respeto de los derechos individuales y colectivos”, dijo.

Con Información de: El Universal