REPATRIADOS, MÁS DE 10 MIL MIGRANTES

(El Universal) Por los recortes a programas federales impulsados por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, desde este año los migrantes oaxaqueños repatriados de Estados Unidos quedaron desprotegidos y expuestos a los riesgos que representa quedar varado en la frontera. Se quedaron sin el fondo de apoyo gubernamental, expone el Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante (IOAM).

Desde el inicio del actual gobierno federal, el fondo de apoyo a migrantes quedó cancelado, el cual, en el caso de Oaxaca, el IOAM destinaba para el transporte de los oaxaqueños de la frontera hacia su comunidad de origen y también para impulsar el autoempleo.

Ahora, señala Aida Ruiz García, directora de la dependencia estatal, los migrantes oaxaqueños llegan a la frontera de México con EU sin documentación y sin dinero, lo que los hace más vulnerables a ser víctimas de la delincuencia organizada.

En esta situación están más de 10 mil 940 oaxaqueños, quienes fueron repatriados durante el periodo de enero a junio de 2019.

“Ahora, los migrantes oaxaqueños que fueron repatriados después de haber tenido una vida en EU y de haber enviado remesas para el desarrollo de sus localidades, regresan con una mano atrás y una adelante”, reitera Ruiz García.

Niños, los más vulnerables. De esos más de 10 mil migrantes repatriados al menos 624 son niños oaxaqueños, quienes también han sido regresados a México por el país estadounidense, de los cuales 534 menores de edad viajaban sin acompañamiento de un adulto.

El motivo de que más de 85% de menores de edad repatriados cruzaran la frontera solos se debe a que probablemente huyeron de sus hogares en busca de alguno de sus padres radicados en el país vecino.

“Algunos niños sí son reclamados por parte de sus familiares, pero cuando eso no pasa se quedan a vivir en el albergue del DIF”, explica la directora del instituto.

La cancelación del programa federal también deja sin apoyo a esos niños migrantes, debido a que una parte del recurso se destinaba a los albergues del sistema DIF para su atención y en el caso de quienes no son reclamados por sus familiares permanecen en estos espacios hasta cumplir los 18 años.

Hasta 2018, este fondo operó a nivel nacional con 300 millones de pesos, de los cuales 21 millones fueron asignados a Oaxaca, mismos que se aplicaron en 600 proyectos productivos de migrantes, según el IOAM. Al año, se estima, son alrededor de 150 mil oaxaqueños quienes emigran hacia los Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *