Retienen a empleado de la Sedeso, hasta que construyan carretera

Un trabajador de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) permanece retenido por habitantes de La Esperanza, en José María Morelos, quienes exigen la construcción de una carretera comprometida desde inicio del presente año.

A través de redes sociales, Israel Castillo Cruz, solicita la intervención del gobernador del Estado, Carlos Joaquín González, y la encargada del despacho de Sedeso, Rocío Moreno Mendoza.

Durante el primer trimestre del presente año la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) autorizó recursos para la construcción de 21 kilómetros de carretera que unirían a La Espernanza con la cabecera municipal de José María Morelos.

Sin embargo, la obra no se ejecutó y surgió inconformidad entre habitantes de La Esperanza.

El 10 de septiembre los habitantes bloquearon la carretera y retuvieron un camión con despensas junto con sus ocupantes y dos maestras.

Un día después fueron liberados, aunque el secretario general del Ayuntamiento de José María Morelos, Roger Caamal Hernández, y cuatro policías municipales quedaron en su lugar.

Dos dias después los ejidatarios de La Esperanza aceptaron liberar a los funcionarios municipales, sin embargo maquinaria de la empresa que ejecutaría la obra quedó en garantía.

La Secretaría Estatal de Obras Públicas (SEOP) iniciaría con los trabajos previos para la construcción de la carretera. Sin embargo, no ocurrió.

Este día Israel Castillo Cruz fue a una comisión y fue retenido por los habitantes de la comunidad.

Le aseguraron la camioneta en que viajaba.

A través de redes sociales solicitó al gobernador del Estado y encargada de Sedeso intervengan para su liberación.

«Banda!! Me encuentro en la comunidad La Esperanza Quintana Roo!! No me he muerto ni nada pero nos quitaron la camioneta y no nos dejan salir de aquí hasta que no les reparen la carretera a esta comunidad», refiere el mensaje de redes sociales.

Personal de la Secretaría de Gobierno (SG) acudió a concertar con los inconformes y liberar al funcionario retenido.