ROBO DE AUTOS CON VIOLENCIA, IMPARABLE EN TODO EL PAÍS

(Milenio) El robo de automóviles asegurados en el país cuesta a los mexicanos hasta 12 mil millones de pesos anuales, alertó la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Entre octubre de 2018 y septiembre de 2019 se hurtaron en toda la República Mexicana 88 mil 047 vehículos asegurados, 6.4% menos que el mismo periodo del año anterior, con 94 mil 112 unidades; la recuperación tan solo fue de 40 por ciento. A estas cifras tenemos que aumentarle los vehículos “No asegurados”.

Diariamente se roban 241 automóviles asegurados en el país, es decir, un promedio de 10 por hora; los miércoles son los días en los que más ocurre este delito, las unidades más robadas son las de color blanco, las principales víctimas fueron personas de entre 36 y 50 años de edad y el 75% de las unidades se hurtaron a mujeres.

Según datos de la AMIS seis entidades concentran el 70% del robo de vehículos: Estado de México, con 23 mil 984 unidades en los últimos 12 meses; Jalisco con 12 mil 657; Ciudad de México con 10 mil 017; Puebla con 6 mil 171 autos hurtados; Guanajuato con 4 mil 470 y Veracruz con 3 mil 834.

Las estadísticas de la industria de seguros también indican que 80% de los robos con violencia suceden en nueve entidades; Estado de México lidera con el 32% de los casos; le siguen Jalisco con 14%; Ciudad de México con 9%; Puebla con 8%; Guanajuato con 6%; Veracruz 4%; Sinaloa 4%; Tabasco 3% y Michoacán 3 por ciento.

A septiembre de este año, los 10 vehículos más robados fueron: NP300/ PickUp de Nissan, Tsuru de Nissan, Versa de Nissan, Aveo de Chevrolet, Tractocamión Kenworth de Kenworth, Vento de Volkswagen, Motocicleta 111-250 de Italika, Sentra de Nissan, Jetta y Clásico de Volkswagen, y la CRV de Honda.

Además, las principales unidades robadas con violencia son: la Sportage de KIA, CX5 de Mazda, Vento de Volkswagen, Río de KIA, Ibiza de Seat, Hilux Pick-up de Toyota, Caja seca de Semirremolques, Xtrail de Nissan y Figo de Ford.

LAS RECOMENDACIONES:

Evitar distracciones en cruceros, particularmente aquellos identificados como “de alto riesgo”. Estacionar el vehículo en lugares concurridos. Tener visibilidad del entorno y revisar situaciones de riesgo. Contar con complementos de seguridad (bastones, alarmas, mecanismos de rastreo, etc.). No dejar objetos que queden visibles dentro del vehículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *