Se oponen a propuesta de elegir contenidos educativos en Q.Roo

Por contraponerse al desarrollo y los derechos de las niñas, niños y adolescentes, el Colectivo Marea Verde reiteró su rechazo al PIN Parental, contemplado en la iniciativa de reforma a la Ley de Educación de Quintana Roo, promovida por la Fracción Parlamentaria del Partido Acción Nacional (PAN).

Este miércoles, con el respaldo de 43 colectivos nacionales y 40 estatales, Marea Verde entregó un posicionamiento al Poder Legislativo, mediante el cual externa su rechazo al PIN Parental.

Por las desventajas que genera para el desarrollo de niñas, niños y adolescentes, Yunitzilim Rodríguez Pedraza, Ariadne Song Anguas, Sandra Cortés González y Ericka Cornelio Ramos, exigieron se desincorpore la figura en cuestión.

El PIN Parental es una atribución que concede a las madres, padres de familia y tutores, la atribución de elegir los contenidos de educación para sus hijos.  

El 27 de julio pasado, el diputado Eduardo Martínez Arcila presentó la iniciativa de reforma a la Ley de Educación de Quintana Roo que considera dicho apartado.

Las integrantes del Colectivo Marea Verde le rechazaron porque impide a las niñas, niños y adolescentes acceder a contenidos de relevancia en materia de moralidad, sexualidad y valores.

Por ende, les impide adquirir herramientas para desarrollo óptimo libre de violencia. Además, va en contra de la laicidad, equidad y respeto a sus derechos humanos. 

“Se contrapone al derecho a la educación, salud y libertad de expresión, pues limita y restringe el acceso a la información… Se contrapone al interés supremo de los derechos de los niños”, sentenció Cornelio Ramos.

Pues al permitir que los padres y tutores decidan la educación para sus hijos con base a sus creencias y convicciones, impiden la construcción de espacios seguros para los niños, pues les deja sin herramientas para la protección de su integridad en situaciones de riesgo.

Y es que de acuerdo a la experiencia tenida en lugares donde aplica el PIN Parental, aumentan los ataques a niñas, niños y adolescentes, así como embarazos en la infancia, sobre todo en el propio hogar.

Porque se carece de acceso a la salud sexual y reproductiva, así como el fortalecimiento del respeto a sus derechos humanos.

El Colectivo Marea Verde exige el retiro de dicha figura en la elaboración de la nueva Ley de Educación de Quintana Roo.

También que en ese proceso se incluya a especialistas en el tema e integrantes de otras comisiones de la Legislatura Local, para que la normatividad se construya con base a la Constitución Política de México y tratados internacionales.