Sin debate, Trump y Biden compiten mañana por audiencia en televisión

Donald Trump y su aspirante rival a la Casa Blanca, Joe Biden, competirán en un duelo por la audiencia en eventos televisados el jueves por la noche, tras la suspensión del segundo debate cara a cara como consecuencia del diagnóstico de Covid-19 del presidente.

Trump propició el solapamiento de horarios al programar su acto de campaña en NBC en simultáneo al que Biden tenía previsto en la cadena ABC.

El presidente, una exestrella de reality shows y un entusiasta seguidor de las cifras de audiencia, buscará una victoria sobre Biden en el horario estelar de las 20:00 locales.

Los candidatos presidenciales tenían cita para su segundo debate el jueves en un formato de asamblea, en el que ambos iban a responder preguntas de los votantes.

Pero el encuentro presencial fue suspendido tras el contagio de coronavirus del mandatario, quien ya ha dado negativo al test. Los organizadores quisieron, en cambio, hacer un debate virtual, al que Trump se negó.

El presidente, que estará en el Museo de Arte Pérez en Miami para un acto de una hora, tiene 20 días para revertir las encuestas favorables en dos dígitos a Biden y asegurarse la reelección en los comicios del 3 de noviembre.

Biden, quien había agendado su aparición televisiva la semana pasada, estará en Filadelfia para asistir a su ayuntamiento, intentando consolidar su estatus de favorito.

NBC dijo que había recibido una declaración del respetado inmunólogo Anthony Fauci de que había «un alto grado de confianza» en que Trump ya «no está diseminando virus».

El presidente y el presentador de NBC estarán distanciados al aire libre y la audiencia usará máscaras, informó la cadena.

Biden, de su lado, se ha sometido a test frecuentes, con resultados negativos desde el 1 de octubre, cuando se anunció el contagio de Trump.

En la recta final, Trump se presentará en Des Moines, Iowa, este miércoles. Luego, seguirá por Carolina del Norte y después volverá a Florida e incluirá en su itinerario a Georgia.

En un comunicado, Biden destacó que «Iowa ha sido devastada por la pandemia de coronavirus».

«Pero el presidente Trump no vendrá al estado de Hawkeye para ofrecer palabras de consuelo a los que sufren… está aquí para difundir más mentiras sobre la pandemia y distraer la atención de su historial de fracasos», afirmó.

En el estado clave de Florida, el martes, el demócrata acusó a Trump de haber tratado a los estadounidenses como «prescindibles» durante la pandemia.

«Su manejo de esta pandemia ha sido errático, igual que su presidencia», dijo, cuando la cifra de muertes por el virus en el país supera las 215 mil.

En tanto, Trump disparó ante una multitud en Pensilvania todas las estridencias exageradas de su arsenal contra los demócratas, al decir que está combatiendo «marxistas» y «lunáticos».

Además, dijo que el exvicepresidente estaba «asustado como un perro» en el debate entre ambos, lo calificó como «disparatado» mentalmente y afirmó que el líder demócrata era peón de comunistas.

«Le está entregando el control a socialistas y marxistas y a los extremistas del ala izquierda», dijo en Johnstown. «No puede enfrentarse a los lunáticos que dirigen su partido».

Trump, de 74 años, fue más allá en su manida narrativa de que Biden, tres años mayor, es muy frágil para ser presidente, al tuitear una foto falsa que muestra al candidato demócrata en una silla de ruedas, rodeado de personas ancianas en similares condiciones en una habitación.

«Biden para presidente», dice la leyenda, pero con la «p» tachada para que se lea «residente».

La burla a los ancianos enfermos contrasta con las dificultades aparentes -según algunas encuestas- del presidente para retener la lealtad de los adultos mayores, un importante electorado.

Unas horas antes, Biden había cortejado a este segmento de votantes en Florida en un centro comunitario de pensionados en Pembroke Pines, al norte de Miami.

Más de 11 millones de estadounidenses ya han emitido sus votos de manera anticipada para las elecciones, según un conteo de Michael McDonald, profesor de la Universidad de Florida.

Con Información de: El Universal