Solución a demandas feministas, en manos del Congreso del estado

A pesar de que colectivos feministas realizaron protestas en las sedes de la Fiscalía, palacio de Gobierno y palacio municipal de Benito Juárez, el actor “estelar” en la demanda de justicia es el Congreso del Estado de Quintana Roo.

El pliego petitorio entregado al gobernador del Estado por la Red Feminista Quintanarroense consta de 35 puntos, de los cuales, la mayor parte corresponde atender al Poder Legislativo.

Sin embargo, para el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo), Erick Gustavo Miranda García, se trata de una responsabilidad compartida con los demás poderes del Estado.

Muy a pesar de que corresponde al legislativo estatal diseñar acciones sobre transparencia presupuestal, procuración e impartición de justicia, seguridad pública, centros de justicia para las mujeres, atención a la Alerta de Violencia de Género, garantías en derechos sexuales y reproductivos y medios de comunicación con enfoque intercultural y perspectiva de género.

Las variables anteriores recaen en trabajo legislativo, mismo que deberá derivar en la normatividad y políticas públicas para beneficio del sector femenil.

“Hemos logrado acciones como la Ley Olimpia, por mencionar un caso, pero ante fenómenos que agravian a la sociedad y sobre todo a las mujeres, son insuficientes”, excusó Miranda García.

Afirmó que, de ser necesarios mecanismos coercitivos o penalizaciones más extremas, éstas se aprobarán por la XVI Legislatura del Congreso del Estado.