TRAS 12 AÑOS, GÓMEZ URRUTIA GANA JUICIO LABORAL A BAILLERES

El dirigente nacional del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia, anunció que obtuvo una resolución laboral que es “histórica para la justicia”, tras un juicio de 12 años en contra de Alberto Bailleres, Dueño de Grupo Peñoles.

La resolución reconoce que existió relación laboral de Gómez Urrutia con la empresa Minera Mexicana La Ciénega, de donde fue despedido el 1 de enero de 2008, como parte de la campaña que el gobierno de Felipe Calderón montó en su contra.

Acompañado por integrantes del comité ejecutivo del sindicato minero y por sus abogados, el también senador de Morena comentó que le corresponde poco más de un millón de pesos por concepto de salarios caídos durante esos 12 años, cifra que donará a sus compañeros mineros.

En conferencia de prensa comentó que ese juicio, que logró ganar pese a la infinidad de regularidades de la empresa de Bailleres, es un precedente importante en la lucha por el respeto a los derechos laborales de los trabajadores.

Detalló que el 24 de enero de 1994 comenzó a laborar en minera mexicana La ciénega y tiempo después fue nombrado delegado sindical y posteriormente, en octubre de 2001, fue electo secretario general del Sindicato Nacional Minero.

Sin embargo, después del accidente de Pasta de Conchos y de la embestida del gobierno de Felipe Calderón en contra del sindicato minero, la empresa de Balleres dejó de pagar su salario y prestaciones y lo dio de baja.

Ello como parte de la estrategia del entonces secretario del Trabajo, Javier Lozano, para negar la toma de nota al sindicato minero, bajo el argumento de que Gomez Urrutia ya no era trabajador en activo

Ahí comenzó largo litigio, explicó, que finalmente concluyó con la resolución de la Junta Federal de conciliación y arbitraje a su favor.

El asesor jurídico Carlos De buen, explicó que un juicio de ese tipo llevaría apenas dos meses pero se prolongó por más de una década ya que Peñoles contó con el apoyo de las autoridades laborales para cometer todo tipo de “chicanadas” entre ellas sostener que la firma de Gómez Urrutia era falsa.

Nahir Velasco y Oscar Alzaga, también abogados del sindicato, precisaron que fue necesario interponer cinco amparos a infinidad de recursos en estos últimos 12 años.

El senador de Morena celebró que finalmente la autoridad de la ley laboral le dio la razón en base a argumentos legales y luego de enfrentar todo tipo de atropellos a la ley, con la única intención de destruir al sindicato minero.

Al responder un cuestionamiento sobre su labor como trabajador minero, Gomez Urrutia respondió que en Minera Mexicana a La Ciénega, fue contratado para apoyar en diversos proyectos ya que también es economista, pero recalco que conoce todas las minas de México.

Irónico, destacó que a diferencia del dueño de grupo México, Germán Larrea, quien tiene pánico a bajar a las minas y desde arriba maneja todo, él sí ha estado dentro, en las entrañas de los fundos mineros y conoce las condiciones en que laboran los trabajadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *