Trump comparte historia satírica sobre apoyo de Twitter a Biden

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, compartió un artículo falso este viernes sobre el cierre de Twitter para frenar la difusión de noticias negativas relacionadas con su rival demócrata, Joe Biden, aparentemente sin saber que era una broma. 

Trump, que a menudo critica las «noticias falsas» aunque difunde información errónea entre sus 87 millones de seguidores, tuiteó un enlace al artículo titulado: «Twitter cierra toda la red para desacelerar la difusión de noticias negativas de Biden». 

«Esto nunca ha pasado antes en la historia», escribió en Trump en Twitter. Y resulta que está en lo cierto, porque Twitter jamás ha hecho tal cosa. 

«Esto incluye su muy mala entrevista de anoche. Por qué Twitter está haciendo esto», señaló, en relación al candidato demócrata y su aparición del jueves en Pensilvania.

La historia que compartió Trump es de Babylon Bee, un sitio de noticias satírico que tiene como lema «Noticias falsas en las que puede confiar», algo claramente expuesto en su perfil de Twitter. 

El tuit de Trump se produjo después de que reprendió a Facebook y Twitter el miércoles por bloquear enlaces a un artículo del New York Post, que exponía supuestos acuerdos corruptos de Biden y su hijo Hunter en Ucrania. 

Los gigantes de las redes sociales dijeron que habían restringido la viralización del contenido porque la procedencia de la información era cuestionable.

Trump ha tuiteado artículos de Babylon Bee en el pasado y representantes del sitio le dijeron a The New York Times a principios de octubre que tenían seguridad de que Trump sabía que se trataba de una sátira.

Poco después de atraer la atención de Trump, el director ejecutivo del sitio web, Seth Dillon, declaró con orgullo: «Babylon Bee es la fuente de noticias más confiable del presidente».

Trump es propenso a compartir acusaciones descabelladas e infundadas, incluso en sus inicios políticos sostuvo que su predecesor Barack Obama no había nacido en Estados Unidos

Esta semana compartió una afirmación originada en el movimiento ultraderechista QAnon de que Biden estuvo involucrado en una conspiración para fingir la muerte de Osama bin Laden en 2011. 

En un evento en Miami el jueves, Trump defendió sus retuits y dijo que «la gente puede decidir por sí misma» si las extravagantes teorías que comparte tienen veracidad.